Make your own free website on Tripod.com

Juegos en
la fiesta


. Generalmente, los chicos inventan juegos propios que comparten con sus amiguitos. Sin embargo, es posible que una persona mayor los estimule en esta búsqueda. Algunos chicos adoran los payasos. Pero a otros, su apariencia extraña les causa miedo. Si se contrata un actor que juegue con los chicos a ser payaso, se le puede sugerir que se vista y maquille delante de ellos.

. Otros chicos prefieren los magos. En cualquier caso, es posible contactar personas especializadas en animación. Conviene charlar con ellos previamente, saber qué ofrecen y acordar detalles vinculados a duración del espectáculo, espacio del que se dispone, costos, etc.

. Una opción original puede ser la contratación de un pequeño elenco -dos o tres personas- que puedan representar una obra teatral. Generalmente, los actores le imprimen mucha dinámica a estas obritas, invitando a participar de ellas a los pequeños espectadores.

. También los papás, tíos, abuelos o amigos de la familia pueden proponer algunos juegos. Aquí les ofrecemos algunas sugerencias.

ABUELITA; ¿QUE HORA ES? (A PARTIR DE LOS 4 AÑOS)
Uno de los chicos se ha quedado apoyado en la pared, dando la espalda al resto de los jugadoes. El es "la abuelita".
El resto de los niños dice, por turno, "abuelita ¿qué hora es?" y ésta responde: "Tres pasos de gigante, uno de pulga y dos de elefante..." Cada niño debe desplazarse de la forma que le digan, hasta llegar a la abuelita. El jugador que antes llegue a la abuelita se cambia por ella y sigue el juego.

ANCLAS DE COLORES (A PARTIR DE LOS 6 AÑOS)
Todos los jugadores corren y el que se "queda" canta: "Ancla de qué color, amarillo, marrón, verde, pero negro no". Al oír el color o los colores, todos tienen que ir en busca de algo de ese color y tocarlo. Quien no encuentra o no lo toca, se "quedará". Los colores se van cambiando según se quiera.

AGARRAR EL PAÑUELO (A PARTIR DE LOS 5 AÑOS)
Cada chico se coloca en la cintura (por detrás) un pañuelo que cuelgue y todos corren para intentar quitárselo a otro pero sin que le quiten el suyo. El juego termina cuando los niños no tengan pañuelos y ganará el que más haya conseguido.

SOTA, CABALLO, REY (A PARTIR DE LOS 7 AÑOS)

Se colocan ocho a diez chicos frente a la pared. Cada uno de ellos tendrá un nombre: uno, tres, sota, caballo, rey...
El rey comienza el juego, lanzando la pelota a la pared con la palma de la mano y dice un nombre, por ejemplo "rey". El nombrado debe estar atento y seguir la dirección de la pelota, para darle sin que ésta llegue al suelo, al tiempo que dice otro nombre. Y así, el juego continúa.