Make your own free website on Tripod.com

Casamientos Judíos

 

  Los novios pueden elegir libremente el templo para su servicio de casamiento, según su preferencia y orientación a la que adhieran. Además, no existe impedimento para que un casamiento judío se realice en otro ámbito fuera de la sinagoga.

Quién puede celebrar el matrimonio   En el judaísmo, el casamiento no es visto teológicamente como un sacramento instituído por Dios, sino como un acuerdo entre un hombre y una mujer. La autoridad que celebre el matrimonio puede ser:
  - el rabino que oficia en el templo que la pareja elija.
  - otro rabino que la pareja prefiera, previo consentimiento del primero.
  - cualquier judío mayor de edad que, a juicio del rabino, sea apto para cumplir esta función.

Requisitos   - Pertenecer a una familia judía: solicitar al jatán -el novio- y a la kála -la novia-, la presentación de la ketubá -certificado de matrimonio- de sus padres.
  - Charlas y encuentros prematrimoniales: Estas charlas dan a los novios herramientas para la nueva etapa de la vida en familia y en comunidad. Estos cursos se realizan en la mayoría de los templos.
  - Previo matrimonio por civil.
  - Segundo matrimonio: el casamiento anterior de alguno de los novios no es impedimento para volver a realizar la ceremonia. En estos casos, el requerimiento es la anulación del matrimonio anterior por parte de la Comisión de Divorcios del Seminario Rabínico.
  - Los testigos: los testigos legales del matrimonio son el rabino y el jazán. Además de ellos los novios eligen otros testigos para que acompañen en el momento de la ceremonia y firmen el ketubá. La cantidad de los testigos depende sólo del deseo de los novios. Deben ser judíos. Si son varones, mayores a 13 años. Si son mujeres, deben ser mayores de 12 años.
  - Los padrinos: los novios pueden elegir con libertad a los padrinos de su boda, independientemente de la religión a la que ellos pertenezcan.
  - Uno de los novios no es judío: si uno de los novios no pertenece a la religión judía y quiere serlo, puede hacer un curso de conversión religiosa. Para ello, debe remitirse al Seminario Rabínico para combinar una entrevista. Los cursos son anuales. Al finalizarlos, se les entrega un certificado. De esta manera, se encuentran aptos para el casamiento.
  - Diferentes religiones: el judaísmo no permite las ceremonias mixtas.