Make your own free website on Tripod.com

Casamiento por Iglesia

  Hoy en día los novios pueden elegir la parroquia donde llevarán a cabo el casamiento. Para ello, deben tramitar el Expediente Matrimonial en la parroquia que corresponda a uno de los dos novios por su jurisdicción. Allí mismo pueden gestionar un sencillo trámite que se denomina "pase". De esta manera podrán celebrar el casamiento en la parroquia deseada.

Requisitos   Los requisitos que deben cumplir los novios para casarse por Iglesia, son los siguientes:

  1. Ser solteros. Ningún miembro de la pareja puede tener otro matrimonio religioso anterior.
        - El caso de un matrimonio civil anterior de alguno de los novios, no es impedimento para un nuevo casamiento por parroquia.
        - Los viudos sí pueden celebrar un nuevo casamiento por parroquia.
        - Si uno de los novios profesa otra religión (y no desea bautizarse) la Iglesia ofrece un tipo de ceremonia especial que se denomina Matrimonio Mixto.
  2. Fe de bautismo de los novios (actualizado). Si no han recibido el Bautismo o la Primera Comunión, se les dará la ocasión de prepararse para la recepción de los Sacramentos.
  3. Certificado del cursillo Pre-Matrimonial.
  4. Expediente Matrimonial.
  5. Arancel (establecido independientemente por cada parroquia).
  6. Anotarse con dos o tres meses de anticipación.

Cursillo Prematrimonial   ¿Por qué debe realizarse el curso Pre-Matrimonial?
  Como el bautismo, la confirmación, la confesión, la eucaristía, la extremaunción y el orden sagrado, el matrimonio es un sacramento. El curso Pre-Matrimonial se instauró años atrás, cuando la Iglesia tomó conciencia que el sacramento del matrimonio se había desvalorizado o tomaba carácter sólo de ritual social. Cada parroquia tiene su propia modalidad. Pero básicamente consiste en una serie de charlas donde se tocan diversos temas que hacen al matrimonio cristiano y a la futura vida en común de los esposos: hijos, la educación, etc. Sirve para concientizar a la pareja sobre el paso que está por dar y para guiarla en una serie de reflexiones vinculadas a la vida matrimonial.

  Padrinos: La Iglesia Católica solicita al menos dos padrinos. El único requisito consiste en demostrar que pertenecen a la fe católica, presentando los certificados de bautismo. En la mayoría de los casos, por tradición, los padrinos son el padre de la novia y la madre del novio.